Pedro Gumuzio

Pedro Gumuzio (Bilbao, 1975) es escritor. Coautor del libro Tambor, el mundo según Gonzalo Artiach (Plataforma Editorial, 2010) y autor de la novela La herramienta comercial (Top Performers, 2011)

La Herramienta Comercial  

 

Sinopsis      

Juan García, joven abogado sin ambiciones profesionales y con una destacada desorientación personal, es contratado por la empresa en la que durante más de treinta años estuvo trabajando su padre; allí, en medio de una pintoresca colección de empleados, Juan descubre algunos de los mecanismos reales que mueven el mundo, y se da cuenta de que la gente siempre esconde algo. La Herramienta Comercial es un relato sobre el engaño, la voluntad, el amor, el fracaso y el caos, y sobre todo es una novela de humor.

Reseñas

“La Herramienta Comercial es una novela muy divertida: está contada con mucha guasa, y los acontecimientos que recoge oscilan entre plausibles y realistas y profundamente disparatados. Además, Gumuzio parece conectar con su personaje, cuya voz va adquiriendo entidad durante toda la novela; Juan es un narrador ácido y un observador agudo que posee una admirable capacidad de autocrítica, y es, además capaz de proyectar una ternura infinita” (Un Libro al Día)

“Esta novela, de tan calmo comienzo, no tiene parones entre sus borbotoneos de humanidad triste y más o menos inofensiva. Su paso de la soledad a la soledad (este camino de ida y vuelta con accesos de estampida a lo El show de Benny Hill) con un intermedio (la novela entera) que es muchedumbre, de color gris posguerra. Gente con bastantes ganas de hablar un rato”. (El Mundo)

Que la novela se llame ‘La herramienta comercial’ refleja una osadía digna de respeto. El asombro continúa a lo largo de la narración, plagada de un humor desopilante. El autor desarrolla una peripecia personal desconcertante, aparentemente dramática, progresivamente surrealista, que desemboca en el delirio en el plano más literal (…) Más allá de la capacidad del escritor por mantener una trama divertida, destaca la envidiable concisión de medios con los que nos conduce hasta ese final guiñolesco y, asimismo, la facultad para dibujar caracteres singulares, dotarlos de vida y credibilidad dentro de la farsa. Hay un argumento cómico y un trasfondo extremadamente cruel en esta ficción, que también puede interpretarse como el curioso camino de redención de un sujeto gris y cobarde en una jungla donde el cinismo y el egoísmo son normas consagradas y siempre eficaces” (El Diario Vasco)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s