La voz sanadora

Estamos en una época en la que el acceso a la información es instantáneo, y ese acceso se produce mediante dispositivos tecnológicos ligeros, generalmente blancos y de una eficiencia increíble. Todo esto es magnífico, qué duda cabe. Sin embargo, este mundo virtual se desarrolla en mitad de una realidad mucho más oscura, que es la realidad de la crisis y de la miseria creciente. Hoy en día, nuestras vidas tienen momentos de caídas depresivas y de un desánimo muy bien fundamentado. Desde este blog nos permitimos hoy sugerir un método que puede aliviar de forma puntual las apreturas de nuestras circunstancias particulares. La sugerencia que proponemos sería escuchar con mucha atención la música de una joven cantante canadiense que se llama Ruth Moody. Esta audición debe hacerse en las mejores condiciones posibles (con auriculares, por ejemplo), y es conveniente hacerlo en las horas nocturnas en las que, por culpa del silencio ambiental, las turbulencias demoníacas de cada uno se hacen más presentes y más insoportables.

Ruth Moody es una cantante nacida en Australia y criada en Canadá que hasta hace poco formaba parte de un grupo vocal llamado The Wailin’ Jennys, que eran tres chicas que hacían folk tranquilo y principalmente vocal. Desde hace unos años, Moody se ha puesto por libre y ha sacado dos discos:  The Garden (2010) y These Wilder Things (2013). Esta mujer es bastante desconocida en Estados Unidos, y desde luego en Europa no la conoce ni su padre. La música que hace Moody no tiene nada de revolucionario y es más bien una cosa convencional; además, Moody tiende a los ritmos lentos y a crear unos ambientes etéreos que para muchas personas impacientes son ambientes que pueden resultar un muermo soporífero. Sin embargo, los aficionados más perspicaces van a poner una canción de Moody y van a ver que, gradualmente, serán transportados a un lugar en el que el dolor ha desaparecido. Moody tiene una voz que accede libremente a nuestras terminaciones nerviosas y que, a través de ellas, se encamina muy despacio al centro mismo de nuestra capacidad sensorial, expandiéndose allí, y logrando una reacción química indiscutible de muy positivas consecuencias. Escuchando a esta mujer, una persona más o menos sensible puede sufrir un trance que le lleve a la parálisis, una parálisis positiva, claro. Existen drogas que tienen efectos parecidos al que proporciona la voz de esta mujer, pero son sustancias muy caras y dejan secuelas.

Por otra parte, las letras de las canciones que Ruth Moody compone son letras que tienden a ponernos en el punto de vista idóneo para contemplar lo que la naturaleza tiene de inmejorable, y de alguna manera nos animan a seguir adelante, sean cuales sean nuestras preocupaciones. Por si esto fuera poco, la señorita Moody se muestra en sus entrevistas como una persona agradabilísima y muy agradecida por la vida que tiene, y además es una mujer con un atractivo físico que no puede pasarse por alto. Ruth Moody sonríe frecuentemente, con una sonrisa franca, llena de gratitud y de inteligencia. Es necesario ser un mendrugo de alto nivel para no quedarse embobado ante la contemplación del conjunto físico-psicológico que compone esta mujer.

Se me dirá que estoy exagerando y que se me ha ido la olla. Bien. Sugiero al señor lector que utilice sus dispositivos de navegación cibernética y que acceda inmediatamente a los sonidos que esta mujer nos proporciona. Si es posible, me permito proponer que este acceso se realice en soledad y rodeado de una cierta calma. Como es lógico, desde este blog estamos abiertos a que el lector nos comunique su experiencia escuchando esta música y que nos diga si estoy verdaderamente exagerando o no.

Vayan ustedes aquí y permanezcan por favor en un relativo silencio. Muchas gracias.

Anuncios

Publicado por

Pedro Gumuzio

Escritor. Coautor del libro "Tambor, el mundo según Gonzalo Artiach" (Plataforma Editorial, 2010) y autor de la novela "La herramienta comercial" (Ed. Top Performers, 2011)

One thought on “La voz sanadora”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s