El extraterrestre

Nadal ha vuelto a ganar. No es fácil ponderar lo que suponen todos los triunfos de este jugador. Nadal apareció en 2004 y fuimos varios los que dijimos que con ese estilo de juego el muchacho iba a durar poco. A diferencia de tantos jugadores de talento fácil para el tenis, Nadal parece que juega de forma antinatural, contra sus propias articulaciones, de manera poco acorde con la continuación normal del movimiento del cuerpo, por así decirlo; no hay más que ver a Djokovic o al gran Federer para saber a qué me refiero. Estos grandes jugadores se mueven por la pista como Fred Astaire, y le pegan con facilidad suprema, como aprovechando los giros naturales de brazos y de piernas, mientras que Nadal parece estar siempre dislocándose, retorciéndose y provocándose pequeños esguinces en cada golpe.

Pero han pasado los años y Nadal, pese a sus sufrimientos físicos, sigue aquí, ganando con una regularidad nunca vista. Da la impresión de tenerlo difícil, y de estar obligado a correr el doble que los demás, y parece que se le van a romper las rodillas, y en teoría no tiene un golpe demoledor concreto, y es víctima de bajones y de momentos de gran sufrimiento en todos los partidos, pero acaba ganado. Los demás juegan muy bonito y tienen a priori más talento, pero contra Nadal pierden. Y Nadal, cuando pierde (porque a veces pierde), sabe perder; tiende a hablar bien de sus adversarios, y después de una derrota sabe ser elegante y sabe levantarse. Y cuando ha tenido que trabajar su juego para conseguir nuevas metas, lo ha hecho: ha acabado ganando sobre hierba, sobre cemento y sobre cualquier superficie terráquea imaginable.

Por tanto, en una época en la que se ha buscado siempre el atajo y la trampa, y en un mundo en el que el más listo es el que consigue engañarnos sin emplear ningún esfuerzo, tenemos aquí a Nadal, que es una persona con una voluntad definitiva y con una honradez fuera de lo común, y por eso tengo que decir que, más que español, Nadal parece un marciano.

Anuncios

Publicado por

Pedro Gumuzio

Escritor. Coautor del libro "Tambor, el mundo según Gonzalo Artiach" (Plataforma Editorial, 2010) y autor de la novela "La herramienta comercial" (Ed. Top Performers, 2011)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s